Academia para DayTRaders

ADayTRading es una Academia para DayTRaders ubicado dentro del coworking CREC de Poble Sec de Barcelona. Su misión es dotar a los alumnos de las habilidades necesarias para transformarlos en DayTRaders consistentes y rentables. Para ello, se ha diseñado un programa de formación progresivo donde alumnos y profesores operan las mismas estrategias en los mismos stocks y permanecen plenamente supervisados mediante un único sistema de auditoría. De este modo, todos pueden compararse con todos, y facilitar así, el proceso de aprendizaje.

Si quieres aprender una profesión (especialmente aquellas mas complejas y únicas), lo mejor es rodearte de profesionales que la lleven a cabo a diario. Huye de «gurus» que no puedas ver operar cada día e incluso conocer en persona, evita aprender leyendo un libro o viendo vídeos de manera autodidacta. El daytrading es mucho mas complejo que eso! 

Ya sea con nosotros o con otros traders en activo, pero MENTORÍZATE!

Luis Barbado y Marc Bacardit son traders en activo y codirigen ADayTRading. En la Academia, deben actuar como profesores, managers e incluso coaches, pero si solo pudieran escoger un rol, ambos elegirían el de DayTRaders, ya que el DayTRading es realmente su pasión. Luis lleva 15 años de experiencia y Marc, 5, y después de tantos años ejecutando diariamente las mismas estrategias han ido mejorando el plan de trading y perfeccionando su ejecución hasta lograr una operativa consistente y rentable tanto de ellos como de sus alumnos.

El Daytrading es un trabajo demasiado duro a nivel psicológico como para llevarlo a cabo de manera totalmente individual. Especialmente en el proceso de formación, que no deja de ser siempre desde nuestro punto de vista. 

Luis, Marc y los demás traders formados en ADayTRading operan diariamente, codo con codo, en el mismo trading floor ubicado dentro del coworking CREC (Barcelona), ademas de conectados en vivo con aquellos alumnos remotos. Gracias a que todos ellos ejecutan las mismas estrategias, pueden ayudarse y adaptarse mejor a cada momento del mercado. 

Disponer de una estrategia ganadora no es garantía de ser un DayTRader consistente, pero es vital iniciar el proceso de aprendizaje a partir de unos pilares básicos contrastados. 

Prueba a responderte a estas preguntas. ¿No ganas por qué no tienes una buena estrategia? ¿No ganas por qué no la aplicas en el mercado y productos adecuados? ¿No ganas por qué no ejecutas correctamente el plan? 

Si dispones de una estrategia ganadora y formas parte de una comunidad donde todos hacen la misma estrategia, se te eliminan automáticamente las dos primeras preguntas y solo debes centrarte en ejecutar correctamente el plan. Con lo que no solamente ahorras tiempo y dinero, sino que eliminas gran parte de la incertidumbre.

En ADTR hacemos unicamente DayTRading, es decir, nunca dejamos operaciones abiertas para el día siguiente. Además nuestra estrategia se basa en el scalping: operaciones de poco recorrido tanto en distancia cómo en tiempo. Ello nos permite realizar muchas operaciones al día, entre 20 y 40 de media. Y con tantas operaciones, podemos disminuir el riesgo por operación y mantener un estado sin excesivo estrés para operar.

Nos focalizamos en acciones americanas por varias razones. La principal es la cantidad de acciones disponibles en el mercado, de todo tipo y aptas para cualquier tipo de estrategia. Tenemos la estrategia y «solo» nos tenemos que preocupar cada día de encontrar acciones que se adecuen a ella.

Todos los miembros de ADayTRading exponen sus resultados y operativa a los demás. Ni alumnos, ni obviamente profesores, pueden esconderse. De esta manera es mucho más fácil mantenerse comprometidos y fieles al plan de trading. Además, el sistema de auditoria es muy exhaustivo y permite ver claramente los motivos por los cuales los alumnos no obtienen buenos resultados.

Nuestra filosofía parte de la idea de exponerse-auditarse y ser transparente totalmente entre todos los miembros de la academia. 

Profesores y alumnos están conectados en cada momento y comparten cómo y qué stocks operaron el día anterior además de todos los resultados. Además, los resultados de cada trader siempre están normalizados respecto a su límite diario de pérdidas. De esta manera, es más fácil compararse y pueden analizar las diferencias existentes entre unos y otros, e ir mejorando paulatinamente.

No hay estrategias mágicas como intentan vender otros gurús del trading-bolsa. Todas ellas, tienen entradas que funcionan, y otras que no. Lo que realmente diferencia a un DayTRader consistente de uno que no lo es, es que el primero es capaz de mantener siempre las emociones controladas y tomar las decisiones correctas, además de unos conocimientos teóricos amplios antes de empezar a operar.  Es por esta razón que partiendo de una estrategia ganadora, en ADayTRading se analizan las operaciones del día anterior. De esta manera, el alumno toma conciencia de cómo está operando, y puede, por lo tanto, cambiar ciertos aspectos de su operativa para eliminar aquello que no le beneficia y mantener lo que sí. Y sobretodo, se hace diariamente, para progresar lo más rápidamente posible.

Solamente tiene sentido operar en simulación si necesitas testear una nueva estrategia. Pero si ya dispones de una ganadora, es prácticamente un suicidio operar en simulación ya que ahí, ni entrenas el control emocional ni el control del riesgo (95% del éxito en el daytrading), con lo que acabas adquiriendo unos malos hábitos que pueden lastrarte para siempre. En cambio, lo más inteligente, es empezar en real desde el primer día, y enfrentarte a todos los obstáculos que te impiden ser un DayTRader consistente a la vez.

Eso si, en los primeros meses, ADayTRading cubre completamente las pérdidas de los alumnos. De esta manera, profesores y alumnos están totalmente alineados con el mismo objetivo: lograr que los alumnos sean consistentes desde el primer día.

Con 15 años de experiencia formando traders somos muy conscientes de la dificultad de transformarse en un trader consistente y rentable. Por esta razón, se hacen los cursos en grupos muy reducidos y se hace una supervisión muy exhaustiva y personalizada. Cada trader debe analizarse de forma individual, estudiar sus pros y contras, y adaptar, en la medida que sea posible, el plan de trading a su nivel técnico, táctico y psicológico.